Remaches para uniones permanentes

Uniones permanentes para chapas, materiales sintéticos, cuero y muchos otros más.

Montaje de placas, fijación de accesorios para coches, aparatos domésticos y de jardinería, artículos de cuero, juguetes infantiles y muchos más. Las remachadoras de Novus, también denominadas tenazas remachadoras de mano y máquinas remachadoras son apropiadas para trabajos de precisión. Unir dos piezas de forma permanente es muy fácil y rápido con las tenazas para remaches ciegos. Y con la remachadora de tuercas también se puede aplicar una rosca en puntos de difícil acceso.

Einnietzange zur Befestigung
¿Qué es una tuerca remachable ciega?

Una tuerca remachable es una forma especial de remache con una tuerca métrica en su interior que permite atornillar objetos en ella.

Ir a las remachadoras de tuercas

Aplicaciones de las remachadoras.

Nietzangen zur einfachen Befestigung
Fijar rótulos y placas

Las remachadoras de Novus son óptimas para fijar rótulos y chapas en puntos a los que solo se puede acceder desde un lado.

Karosseriearbeiten mit Handnietzange ausführen
Fijación de matrículas

También para los bricoladores son muy buenas herramientas las remachadoras. Con ellas pueden realizar, por ejemplo, trabajos en carrocerías o un rápido montaje de la placa de matrícula de temporada.

Tasche neu vernieten mit Handnietzange
Remachar bolso de mano

Las remachadoras de mano son especialmente adecuadas para rápidas reparaciones, por ejemplo, para remachar de nuevo un bolso de mano.

Ventajas de las uniones remachadas

 

  • Frente a los tornillos, los remaches ofrecen la ventaja de no necesitar una rosca en ninguna de las piezas.
  • La unión es permanente y solo se puede abrir rompiéndola.
  • Para aplicarlo solo es necesario tener acceso a un lado de la pieza (en general el exterior).
  • Aplicar un remache ciego es sencillo, rápido y fácil.
  • La calidad de una unión remachada en arrastre de forma se percibe con la vista (sin necesidad de medir) por la forma de la cabeza de cierre.

Consejos

 

  • Para remachar materiales blandos, como cuero o plástico
  • Con el fin de evitar la corrosión por contacto en las uniones de componentes metálicos, tanto la pieza de trabajo como el remache deberían ser de idéntico material.